EL HELECHO Y EL BAMBÚ

Hace tiempo fui conocedora de este pequeño cuento, y desde aquel entonces siempre me he sentido identificada con el bambú y he querido ser como él. Me mantengo paciente como el sabio y espero con paciencia y con ganas, ver los frutos de la siembra que voy haciendo, esperando frutos fuertes y de gran envergadura.
El ser humano somos impaciente por naturaleza,caprichoso, y con ganas de obtener grandes beneficios en un corto plazo y con un bajo coste…. Esto es imposible de mantener, o al menos a largo plazo…
Es muy fácil esforzarse poco y obtener grandes recompensas, es fácil por tanto plantar helecho…este saldrá rápidamente, sin apenas esfuerzo y en gran cantidad….
Lo difícil, e incluso desesperante es plantar bambú…hay que cuidarlo, seguir regando, seguir perseverando….sin ver fruto de ese sacrificio y esa recompensa durante mucho tiempo..tendrás ganas de rendirte, pero saber los frutos que dará es lo que te mantiene vivo.
La vida es exactamente eso, nos movemos por la recompensa a corto plazo, por lo fácil…sin tener en cuenta que eso es “caduco” y que estamos plantando helecho, y que esta planta crece rápido, pero muere también rápido y crece hacia abajo….
Si decides plantar bambú, luchar por tus sueños, cambiar el corto, por la recompensa a largo plazo, estarás creando unos buenos cimientos y unas buenas raíces. Mientras no ves fruto de ese esfuerzo, estás creciendo,aprendiendo, teniendo experiencias necesarias para el futuro.
Por tanto, no te quedes con lo fácil de la vida,con lo cómodo e inmediato, y lucha por tus sueños, ten paciencia,persevera,sigue regando un poquito cada día, y ese bambú crecerá.
De ti depende , si te quedas con la comodidad,has decidido plantar helecho,si vas a por tus metas y sueños,has decidido plantar bambú.
 
“Tu Mente Es El Límite”
 
Anuncios