ENTRENAMIENTO EMOCIONAL

 

Nuestras creencias, van arraigadas según nuestra educación,vivencias, pasado, forma de vida….
Y estas, son las que nos ayudan a conseguir o a alejar… Alejarnos de metas,evitar, acercarnos a nuestros sueños…

Como ya he hablado e innumerables ocasiones, nuestra forma de ser que se ve, lo que damos de cara a nuestro entorno y los demás, está en función de nuestras actitudes, aptitudes…y marcadas por nuestros valores y deseos.
Hay algo que sin embargo desde mi punto de vista nos dejamos en el tintero y es lo que mueve todo este “engranaje” dentro de nosotros, y son nuestras emociones. Esas que muchas veces pasamos por alto sin pararnos un minuto a ver el mensaje que nos traen.

Afortunadamente, la psicología se está haciendo hueco en el SXXI y por fin comenzamos a entender que la salud es algo más que la física, también es mental y se atienden de manera satisfactoria problemas tan frecuentes como ansiedad, depresión, estrés… la salud también es un buen estado social…

Pero…¿Qué hay de la salud emocional? Si has visto la película de animación “inside out” ( del revés ), y si no, te la recomiendo…verás como las emociones nos hablan continuamente , y el efecto que estas producen en nuestro cuerpo, actos, en nuestras relaciones…y lo que supone escucharlas o no.
A veces, no las escuchamos porque no queremos ver la realidad, o en otras ocasiones es por desconocimiento de cómo hacerlo.

Muchas enfermedades físicas, dolencias, y enfermedades mentales antes citadas: estrés , ansiedad, depresión…. muchas veces son el resultado de emociones no escuchadas o mal gestionadas.

Por esto, es tan importante que sepas :

– ACEPTAR la emoción cuando llega a ti.Las emociones son neutras, no son ni positivas, ni negativas, nosotros le damos el significado. Si te das cuenta, cuando un recuerdo llega a la película de la que antes hablábamos, en función de cómo tú lo recojas, será un recuerdo alegre o triste por ejemplo. Acepta que no hay nada de malo en sentir miedo, tristeza, alegría, enfado, sorpresa o asco ( emociones primarias y principales desde mi punto de vista) Hay que aceptar lo que viene , igual que hay que aceptar si voy por la calle y de repente me rompo un pie, no hay vuelta atrás.

-RECONOCE LA EMOCIÓN. Ponle nombre, sientes miedo? tristeza? es una mezcla? aprende a diferenciar lo que ha llegado a ti. Igual que si vas por la calle y te caes como te comentaba…sabes localizar el dolor, es el el pie. Localiza por tanto qué emoción ha llegado.

-¿A QUÉ VIENE ? Todas y cada una de las emociones que llegan a ti cada día y en tu vida, traen un mensaje, bueno, malo, corto, largo, importante o menos importante… pero algo. Por eso es tan importante darle importancia a lo que nos quiere transmitir.
Si has perdido algo o alguien importante para ti, es normal que sientas tristeza o miedo, escucha lo que ellas quieren decirte. Quizá quieran decirte que son necesarios cambios en tu vida para salir de esa emoción y poder superarte.
Si llega la alegría quizá quiera guiarte pero recordarte que hay que seguir trabajando día a día…
Cada emoción viene a darte un menaje, y si no paras a escucharlo, te creará una lista de tareas, que cuando quieras darte cuenta y ponerte a ellas será demasiado tarde : Cansancio, fatiga, estrés crónico, baja autoestima, ….
Si sabemos que tenemos un esguince en el pie, escuchamos , bajos al médico y seguimos sus pautas, verdad?… hagamos lo mismo con nuestras emociones. Además, en más ocasiones nuestra salud física depende de nuestra salud emocional, más que de los agentes externos como creemos.

-DALE SALIDA. Si ya ha hecho su función, y tú has cumplido, déjala ir. Lo que quiero decir con esto, es que es normal por ejemplo sentir tristeza si hemos perdido algo valioso para nosotros, la tristeza hace su función y nos lleva a tomar medidas como hemos hablado, nos lleva a movernos. O es normal sentir miedo si he vivido algo desagradable. O alegría por algo bueno.
Sin embargo, si ha pasado cierto tiempo, no es bueno quedarnos en esa tristeza.. (depresión) miedo… ( ansiedad) o alegría… (manía ).
Nadie se queda con la escayola puesta si el pie ya ha sanado… pues esto es eso mismo.

En mi opinión, la sociedad está muy concienciada con lo que es visible a los ojos y el entendimiento, y cuando hay una cura que es tangible…
El ejemplo que hablábamos de la escayola y el pie, tomarte una pastilla para el dolor de la cabeza…
Y debemos comenzar a darle importancia a que hay cosas que no son visibles a los ojos pero son esenciales, y es toda esta educación emocional que estamos tratando .
Que las emociones y nuestro estado de ánimo crean y destruyen enfermedades, y que tienen más fuerza de la que tendrá nunca ninguna pastilla.
Por tanto, te animo a comenzar desde hoy tu entrenamiento emocional, y poner en marcha un nuevo camino.

“Tu Mente Es El Límite”

emociones-inside-out-del-reves-aula-de-elena